“Los Cinco Sentidos”: mirar, ¿para ver?


"Los Cinco Sentidos": mirar, ¿para ver?

“Los Cinco Sentidos”: mirar, ¿para ver?

Sentido: Proceso fisiológico de recepción y reconocimiento de sensaciones y estímulos que se produce a través de la vista, el oído, el olfato, el gusto o el tacto, o la situación de su propio cuerpo.

Entendimiento o razón, en cuanto discierne las cosas.

Facultad interior en la cual se reciben e imprimen todas las especies que envían los sentidos interiores. (definición del Diccionario de la Lengua Española [RAE]).

Empiezo hoy, con este artículo, una serie sobre los cinco sentidos, no en el sentido literal y fisiológico del tema sino en un sentido metafórico para profundizar en el conocimiento de uno mismo y la búsqueda de la máxima capacidad de atención y concentración.

Podríamos hablar también de desarrollar al máximo las propias capacidades y la búsqueda de la mayor eficacia y eficiencia.

Es la búsqueda de la Atención Plena que nos enseña toda la filosofía Zen en sus diversas Artes y disciplinas (Ikebana, Aikido, Kendo, Ceremonia del té, Haiku, Jardín Zen, etc., para citar sólo algunas), y sobretodo en la práctica de su meditación: el Zazen!

La búsqueda de esta atención plena, de la máxima consciencia posible, necesita de una práctica, de una disciplina, y, por lo tanto de una Atención Constante!

Y esta atención constante necesitará de una Intención Constante si queremos tener éxito.

Llegamos así al sentido del título: mirar, ¿para ver?

Parecería bastante evidente que todo el mundo mira a fin de ver. Pero, ¿es así?

Muchas, demasiadas, veces solamente “ponemos” o “paseamos” la mirada sobre lo que teóricamente queremos mirar. Una mirada vacía de sentido, de intención, de ganas de ver. Tanto vale para la mirada a personas, objetos o situaciones externas a uno mismo, como para la mirada interna: cuando queremos o necesitamos mirar aquellas situaciones que requieren soluciones y tenemos que afrontar.

¿Que nos sucede? ¿Realmente queremos ver? ¿O simplemente decimos que queremos hacerlo, pero nos da miedo ver?

Ya que, si nos ponemos a mirar, a mirarnos, literalmente hay un peligro, un gran peligro: ¡que podamos vernos!

(Con la posibilidad de que lo que veamos no nos guste lo suficiente).

Pasamos al siguiente paso: ¿queremos ver? ¿se quiere ver usted?

No hay ninguna obligación de hacerlo, pero también es evidente que si deseamos arreglar algo (sea externo o interno) lo primero que tendremos que hacer es darnos cuenta: ¡ver, aquello que necesita ser arreglado!

 Así pues, si realmente queremos ver, vernos, tendremos que mirar!

Mirar si, ¿pero cómo? Con toda la “Intención”, la intención de ver, de vernos!

Ver Si, ¡juzgarse y criticarse sin piedad No!

¿Cuál es la diferencia? Pues es evidente: mirarse con cariño, con aprecio y ternura a pesar de los posibles “defectos” o carencias que uno pueda tener. Con ganas de seguir avanzando y mejorando, con espíritu de superación de las dificultades y viejas pautas de pensamiento o conducta.

Y ver, verse con ecuanimidad, sin dureza, ¡sin juicio! Simplemente observando lo que sea que haya. Teniendo claro que este es un proceso de investigación y mejora de uno mismo.

Es un proceso de aprendizaje que necesita de ¡”la Observación”!

Observación “con los cinco sentidos”: Con toda atención, advertencia y cuidado, con suma eficacia… (DRAE).

Y esta atención, como he dicho antes necesita y necesitará siempre de su mejor y mayor ¡Intención Constante!

Esta Intención Constante, esta práctica, se verá favorecida por la práctica regular del ZAZEN: la meditación Zen, ya que ésta incide directamente sobre nuestra capacidad de observación neutral. También favorece la atención plena en el instante presente, sin dispersión, permitiendo así una mayor capacidad de concentración.

Les invito a mirarse a fin de verse. Buena practica.

Acerca de Miquel Bru

Me dedico al bienestar integral de la persona tanto en el entorno empresarial como a particulares. Coach y formador, Creador y Terapeuta del método: "Acompañamiento Personal" ©. Creador y conductor de diferentes seminarios de Crecimiento Personal desde hace años: “En busca del Maestro Interno”, “Superando la Muerte”, “El botiquín Interno de la Salud”, “Psico-Bio-Generadores: Chakras”. Creador del "Sistema Y'Un" ©, profesor de Zen desde 1986 en la línea Dürckheim (temáticos de Zazen), Hipnoterapeuta, Trainer en Control Mental y técnicas de relajación-meditación (temáticos de meditación) además de maestro de Reiki. Desde 2004 hasta 2013 Gerente del Centro Mosaic en el Principado de Andorra, el cual está dirigido al crecimiento holístico de la persona. Dirijo desde 2009 Mosaic Empresa, dedicada al trabajo de superación y crecimiento a todos los niveles (empresarial, humano, consecución de objetivos, rentabilidad, etc.) tanto de los responsables como de la empresa en sí. Realizo conferencias, seminarios y cursos en diferentes lugares.
Esta entrada fue publicada en Articulos en Español, Ser y Tener, Zazen y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s