“Brotes Verdes”


           "Brotes Vedes"                   ¡Actua!

“Brotes Verdes”
¡Actua!

Hablamos, hablan, comentan unos y otros de “brotes verdes”. Unos en el salón de su casa, otros en el bar, en las tertulias privadas o televisivas, en todas partes, o casi.

¿Qué entendemos por “brotes verdes”?

La posibilidad de una mejora sustancial de la economía, la esperanza más o menos fundada de que se produzca un cambio de tendencia, o mejor aún un cambio de ciclo (a ser posible de manera sostenida y continuada en el tiempo).

Todos sabemos de la interacción tan estrecha entre los estados de ánimo generales de la sociedad y el desarrollo real de la economía. En un mundo tan interrelacionado como el nuestro, donde las comunicaciones instantáneas juegan un papel determinante en la percepción de la realidad, no podemos dejar de lado el lugar que ocupa en nuestra toma de decisiones nuestro estado anímico.

¿Comprar o no? ¿Invertir ahora, más tarde, o no hacerlo? ¿Arriesgar nuestro capital o prestamos? ¿Ser medidos, prudentes o hacer ese paso que siempre hemos ansiado? ¿Contratar ahora aquel asesor/ colaborador, aunque nos parezca una “inversión” fuerte, o bien esperar?, con el riesgo de perderlo.

Sólo son algunos ejemplos de las múltiples tomas de decisión que tenemos que afrontar día a día, y que, en muchos casos NO pueden esperar más.

¡No podemos esperar a que “acabe la crisis”, a que todo esté resuelto para tomar decisiones!

Aquella máxima antigua de que “basta con sentarse a la puerta de casa para esperar a ver pasar el cadáver de tu enemigo” ya no es actual. Si hacemos esto, quizás “veremos” pasar nuestro propio cadáver (el de la empresa o negocio).

Así pues ¿que hacer? ¿Esperar a que todo el mundo se mueva para moverme yo mismo, o bien tomar decisiones? Si espero, quizá las decisiones que tome no sean arriesgadas, pero quizá ya no sean punteras y no me permitan tomar la iniciativa frente a otras decisiones de la competencia.

Entre estas dos tendencias, a veces contrapuestas y/o contradictorias, y teniendo en cuenta que siempre tomamos decisiones (ver artículo ya publicado en el blog [https://miquelbru.com/2013/04/11/porque-cuesta-tomar-decisiones-1/] es evidente que si queremos avanzar, no quedarnos atrás, hay que hacer, no hay que esperar, hay que ser “osado” y sin imprudencias tomar las mejores decisiones posibles.

También es cierto que dentro de un tiempo las opciones podrían ser otras, pero las decisiones no se toman “mañana”; se tienen que tomar hoy, se toman hoy:           ¡mañana puede ser demasiado tarde!

Y, si no tenemos tiempo que perder, si tenemos que decidir AQUÍ Y AHORA,

¿que hacer? ¿cómo hacer para que nuestras decisiones contribuyan a la creación de estos “brotes verdes”, propios y generales que todos anhelamos?

Ya he escrito y expuesto alguna opinión mía otras veces sobre varias maneras de hacer para ayudar a superar esta crisis (evidentemente, como toda opinión, discutible): [https://miquelbru.com/2013/11/07/como-superar- la-crisis-y-no-morir-en-el-intento /].

Hoy me quiero centrar en la actitud, sobre ser atrevido sin temeridad ni imprudencia.

Parto del principio de que usted desea lo mejor tanto para usted como para su empresa. Siendo así deseará tomar las decisiones oportunas y adecuadas que le permitan anticiparse a la competencia, ser más rentable y estar en una posición de mercado que le asegure tanto la continuidad de la empresa como su bienestar personal a todos los niveles (económico , financiero, satisfacción del trabajo bien hecho, sano orgullo por su contribución a la creación de “brotes verdes”, seguridad familiar, etc., etc.).

Consecuentemente, por bien preparado que esté a nivel académico, por brillantes que sean sus aptitudes, muchas veces (por no decir siempre) necesitaremos opiniones y capacitaciones externas. Como dice el proverbio “cuatro ojos ven más que dos”.

Y sobre todo necesitaremos a menudo (por no decir siempre) la ayuda experta de alguien que nos pueda dar los elementos necesarios para tener un estado anímico óptimo sin esta “excesiva prudencia: miedo”; que nos ayude a tener el coraje necesario para tomar las decisiones correctas sin temeridad (no ver la realidad), a ser suficiente “atrevidos” para no esperar “a verlas venir” sin esperar a que todos hayan “movido ficha” para hacer nosotros lo mismo (y como resultado llegar tarde).

Así pues su primera y propia responsabilidad para hacer “crecer estos brotes verdes” es y será siempre rodearse de toda la capacitación necesaria (y esto no es en ningún modo infravalorarse: es reconocer que nadie puede poseer todas las aptitudes y actitudes a la vez).

Y, si como decíamos antes, nuestra percepción de la realidad está totalmente condicionada por nuestro entorno; no tener en cuenta el lugar que ocupa en nuestra toma de decisiones nuestro estado anímico es arriesgarse mucho. Es “jugar a la ruleta rusa”, es “si lo acierto, lo adivino”. Y esto no parece una manera demasiado juiciosa de conducir un negocio.

Como decía un spot publicitario “busque, compare, ..” y encuentre a alguien que le ayude a tener y mantener este estado anímico óptimo.

No, no existen “varitas mágicas”, pero existen técnicas que usted, como yo antes que usted, puede aprender.

Acerca de Miquel Bru

Me dedico al bienestar integral de la persona tanto en el entorno empresarial como a particulares. Coach y formador, Creador y Terapeuta del método: "Acompañamiento Personal" ©. Creador y conductor de diferentes seminarios de Crecimiento Personal desde hace años: “En busca del Maestro Interno”, “Superando la Muerte”, “El botiquín Interno de la Salud”, “Psico-Bio-Generadores: Chakras”. Creador del "Sistema Y'Un" ©, profesor de Zen desde 1986 en la línea Dürckheim (temáticos de Zazen), Hipnoterapeuta, Trainer en Control Mental y técnicas de relajación-meditación (temáticos de meditación) además de maestro de Reiki. Desde 2004 hasta 2013 Gerente del Centro Mosaic en el Principado de Andorra, el cual está dirigido al crecimiento holístico de la persona. Dirijo desde 2009 Mosaic Empresa, dedicada al trabajo de superación y crecimiento a todos los niveles (empresarial, humano, consecución de objetivos, rentabilidad, etc.) tanto de los responsables como de la empresa en sí. Realizo conferencias, seminarios y cursos en diferentes lugares.
Esta entrada fue publicada en Articulos en Español, Crisis, Empresa, Mejora continua y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s